29 de marzo de 2009

Fatum



En mi perfil escribí hace algún tiempo que estaba presentando una leve mejoría, pero que en cualquier instante podría reincidir. ¿Reincidir en qué?
En lo que respecta a mis malestares anímicos, con esa sensación de vacío que no se pasa con nada, ni siquiera con un abrazo o un buen chiste. A veces pienso que estoy condenada de por vida a experimentar ciclos que oscilan entre la angustia y la euforia, sin términos medios. Y ante ambas eventualidades sufro, pues cuando me encuentro en ese estado de felicidad absoluta todo mi cuerpo se estremece, de tal modo que soy incapaz de elaborar un pensamiento coherente o de ejecutar alguna acción con éxito y, sin embargo, al ser presa de la melancolía, me siento poseída por espasmos nauseabundos que me hacen perder la noción de todo, sumiéndome en una desesperación infinita.

Varias personas han reparado en ello, puesto que esta parte de mi naturaleza es imposible de camuflar, lo cual ha determinado el alejamiento de éstas, ya sea por temor a ser víctimas de algún arrebato de ira, por miedo a lo desconocido o, sencillamente, por no verse envueltos en una situación de anormalidad, pese a que mi comportamiento en períodos de crisis resulta ser inocuo para con mi entorno.

A causa del distanciamiento de aquellos seres, es que mis aspiraciones han cambiado completamente en cuanto a mi existencia. Ya no quiero ser un ente social, sino partir hacia un lugar donde no conozca a nadie, donde ni siquiera sepa la lengua que se habla para así evitar todo contacto con la humanidad. Son ideas vagas, pero a menudo cobran fuerza y se transforman en mi sentido de vida, otras veces las veo nada más como simples quimeras.

Como sea, no pido empatía ni lástima. Es lo que me ha tocado vivir y supongo que debo aceptarlo con estoicismo. Si mi fatum consiste en abandonarme a la soledad, será así. Si por el contrario, una mañana despierto con la esperanza de un porvenir, entonces me lanzaré dichosa a la vida.


Pero en este momento sólo me sobrevivo.

13 comentarios:

  1. Ni con un buen chiste?

    A ver, ahí te va:

    Está una jovencita con un cura y le dice:

    -Ay padrecito, póngamela aquí en la boca que se la quiero chupar todita.

    -Pero hija! cómo te atreves a pedirme que profane el lugar en donde ingresan tus sagrados alimentos?

    - Ay padrecito, entonces métala con fuerza aquí en donde se juntan mis piernas.

    -Hija! cómo pides que rompa con lo que debes guardar hasta que contraigas sagrado matrimonio!

    -Ay ay ay padrecito, pues póngamela en donde quiera PERO YA SÁQUEMELA DEL CULO PORQUE ME DUELE MUCHO!

    ---------

    Jaja, a veces lo mejor es dedicarse un tiempo a uno mismo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Jaja, el chiste del cabrón.

    Pues viviente o sobreviviente, eres una de las personas más interesantes que me he encontrado en internet, una de las primeras que empecé a leer, y una de las pocas que aún sigo leyendo.

    Pasé una etapa similar hace tiempo, pensé que nunca terminaría, pero terminó.

    Mi pregunta va a sonar superficial y estúpida pero... ¿Haces ejercicio?

    Si no lo haces pues ya ve pensando en hacerlo, te vendría de perlas. Tal vez trabajas demasiado tu intelecto y debes distraer tu mente un poco trabajando tu cuerpo.

    Y bueno,las endorfinas, ya sabes. A veces la solución más eficaz es la más simple de todas.


    Besos, muchacha del cabello genial.

    ResponderEliminar
  4. Eso suena que puede ser bipolaridad, y se tiene que diagnosticar y tratar clinicamente. Es un desequilibrio de la quimica cerebral que se controla y puedes tener una vida normal.

    El hastio existencial creo que es propio de la epoca. Demasiado tiempo libre para comparnos con los demas y añorar todo lo que no tenemos. Antes la gente nacia y se moria en el mismo pueblo y no tenia ni forma de saber que era miserable, tenia que trabajar todo el dia para apenas comer.

    El ejercicio es basico y hace milagros. Convierte a una existencialista en geek salida del closet en 4 semanas. XD

    ResponderEliminar
  5. Sí creo que el ejercicio y algo de medicación ayudaría, creo que a pesar de inestable has de ser una amiga fiel, cuídate mucho Lepo ;)

    ResponderEliminar
  6. ESE GUSTO DE ANDAR QUEJANDOTE POR TODO Y POR NADA. TU CREES QUE A ALGUIEN LE IMPORTA QUE SEAS DEPRE O QUE TENGAS ANGUSTIA O QUE TE SIENTAS SOLA?
    VALGAME DIOS EN QUE MUNDO VIVES NIÑITA

    ESTUDIA MEJOR Y DEJA DE QUEJARTE POR TODO LATERA

    ResponderEliminar
  7. Ja!, yo también he pensado más de una ocasión en mudarme a un mundo en el cual nadie me conozca, nadie, sepa de mí, donde pueda partir de cero, aunque no deja de ser solo una idea, que como dices,pero también ha cobrado fuerza por mi cabeza. Y en cuanto a lo demás...¿pues qué más podría decirte?, a veces sobrevivir parece ser el ideal a alcanzar a como de lugar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Respondiendo a tu pregunta; claro, hay noches de juerga que pueden ser tristes, de hecho vivido alguna de ellas.

    Empezar de cero? creo que se puede, en mi caso lo estoy intentando marchándome lejos, pero una vez estando por allá sabré si fue necesario tener que ir tan lejos para comenzar nuevamente. Quizás no es el lugar, ni las personas, pero le doy el crédito a comenzar en un lugar donde NADIE te conozca.

    Espero que sí te entregas a la soledad ésta no te atrape, porque una vez estando ahí comenzará a agradarte ese lugar y salir de ahí puede costar aún más.

    Más bien espero que exista esa mañana y te "lances a la vida" (ese dicho me provoca risa porque lo utilizábamos con mis compas de U los viernes por la noche)


    Abrazo !

    ResponderEliminar
  9. Claro.
    Es la salida que parece ser más exitosa.

    Pero no funcionaría.

    Terminarías aprendiendo tailandés y uniéndote a las formas de vida de la nueva sociedad a la que perteneces.

    Estamos condenados a ello.

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. JAJJAJA TE QUEDO LINDA LA RESPUESTA (PREDECIBLE, CLARO), DEBES HABER TOMADO UN TIEMPO LARGO PARA REDACTARLA Y QUE SE VEA CON ALGO DE NIVEL

    Y ESE COMENTARIO DE DIOS
    JAJAJAJA
    "EEEELLA LA REBELDE"

    PD. NO ME INTERESAS, ME DAS RISA COMADRE

    DAS RISA

    YA CHAO NO TE ESCRIBO MAS
    SIGA FELIZ CON SUS LAMENTOS Y PELOTUDECES EXISTENCIALES

    ResponderEliminar
  11. Por supuesto que seguiré siendo feliz con mis pelotudeces, ¿qué pensabas?

    ¿Que un N.N. cambiaría mi modo de ver las cosas, o en su defecto, me incitaría al suicidio?


    Buen viaje, me he encargado de que sea sin retorno.

    ResponderEliminar
  12. Es verdad que de nada sirve encontrar personas con situaciones similares, ni ayudan ni empeoran, sin embargo, sirve en ocasiones para tener algo de qué hablar. Yo busqué como escape un blog, después de leer a Onetti y a Camus. Saludos y entre más grande es el vació, más espacio hay para llenar con otra cosa distinta, ni más buena ni mala, sólo distinta.

    ResponderEliminar
  13. Primero, de verdad me ha gustado mucho tu Blog, Alunada y recordaré el camino para volver a menudo.

    Segundo, decirte que esta última entrada me pareció maravillosa y, por lo que valga, me gustaría contarte mi versión de cosa similar. No sé si me creerás o no, pero esa sensación de estarse sobreviviendo, es algo hermoso y tarde o temprano, se extraña.

    Una vez, hace un par de años, me decidí a mirar hacia atrás, al joven que fui. Me metí a leer todos mis escritos malviajosos del pasado; las miradas Munchianas del mundo, etc. Es pura angustia. Para cuando terminé de leer tenía náusea, migraña y cierta depresión.

    Suena raro, pero extraño a ese que fui. Porque los cambios de humor, la angustia, la euforia, la melancolía y todo lo demás fue el camino más corto para encontrar a mis verdaderos amigos; los que se quedaron a pesar de todo, acaso por eso mismo.

    Todavía, de vez en vez, tengo esa misma sensación de querer perderme en un sitio sin nombre, donde aprendan a olvidarme y reconocerme por contraste. Hace un año puse esas palabras en otro sitio, exactamente un año. Acaso es coincidencia pero hasta me da calosfríos.

    Acaso suene raro, pero disfrútalo mientras te dure. Porque tarde o temprano se insensibiliza uno, tarde o temprano llega la felicidad y se extraña la miseria.

    ResponderEliminar

Escupa.-